Páginas vistas

jueves, 3 de marzo de 2011

Tu vida cristiana se ha estancado?

La vida cristiana no es un evento, es un proceso.
Ese proceso conlleva etapas que nos permiten considerar cuanto hemos crecido en nuestra relación con Dios.
Cuatro etapas de crecimiento están descritas en Mateo 26:26.
Dios primero nos toma, luego nos bendice, después nos parte y luego nos comparte.
El Dr. Serafín Contreras explica en breve reflexión este proceso de crecimiento cristiano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada